Cuando solicitas una entrevista para un empleo, es porque estás preparado a ser parte de esa empresa, por lo que necesitas realizar una preparación previa a la entrevista de trabajo, y de esta manera ofrecer tu mejor carta de presentación.

Recuerda cuidar detalles como la puntualidad para la entrevista, este detalle y tu presentación son vitales para generar un buen impacto, debes dar lo mejor de ti y mostrar mucha seguridad en cada paso que des. ¡Suerte!

Previo a la entrevista

La preparación para la entrevista de trabajo debe comenzar unos días antes del evento, así que toma nota de algunos consejos.

Prepara tu currículum

Cuando recibes la llamada de la empresa para una entrevista, es porque recibieron tu currículum.

Pero de igual manera, al momento de la entrevista debes llevar una copia y los soportes que avalen tus estudios y referencias, por diferentes razones, una de ellas es para respaldar tus palabras, en caso que necesites destacar alguna cualidad o experiencia.

Cuida tu imagen

La imagen es esencial, las aptitudes y formación académica no es lo único que va a considerar el entrevistador, al momento de conocerte.

Debes estar bien aseado, vestir de una manera formal apropiada para un trabajo, así ofrecer una imagen profesional.

El día de la entrevista

Ha llegado el momento que esperabas, sentir un poco de ansiedad es normal, pero debes controlarte y considerar estos tips.

Evita llegar tarde

Ser puntual para una entrevista es muy importante, porque indica tu grado de responsabilidad. Por ejemplo, si contratas a un cerrajero para colocar una cerradura, lo primero que esperas, es su puntualidad.

La impuntualidad es fatal a la hora que nos vamos a presentar para una entrevista, porque generalmente la persona empieza la reunión justificando su retraso, lo que no ofrece la mejor imagen respecto a tu profesionalismo.

Prepárate para convencer

A la hora de la entrevista debes demostrar el interés por ese trabajo, debes sentir la certeza de que es el trabajo que quieres. Demuestra que tu preparación y tu personalidad es la indicada para ese trabajo, que vas a dar el todo por el cumplimiento con esa empresa.

Que debes hacer durante la entrevista

Lo primero es tener seguridad en tus conocimientos, tu preparación y personalidad, deja los nervios a un lado y concéntrate en prestar mucha atención a las preguntas que te realicen.

Recuerda las normas de una conversación, permite que el entrevistador termine de hacer las preguntas, no interrumpas.

Mantén el contacto visual, evita evadir la mirada por estar observando todo lo que hay en la oficina, demuestra interés por lo que están conversando.

Sonríe en su justa medida, una estrategia válida es conectarte con el entrevistador por medio del sentido del humor, es la mejor manera para reducir el estrés y así crear vínculos.

Adopta una postura recta en la silla, no debes cruzar los brazos ni las piernas, gesticula sólo lo necesario para reforzar tus argumentos.

De acuerdo a la investigación que hiciste de la empresa, tienes la oportunidad de hablar sobre uno de sus nuevos productos sobre la comercialización, con tu experiencia de fabricando, vendiendo o diseñando en algo parecido.

Ante todo, la honestidad, es la mejor manera de evitarte muchos problemas. Y mantener tu profesionalidad, es una entrevista y el entrevistador es tu amigo.